Bueno, aún no tengo las fotos del viaje pero espero tenerlas mañana. Mientras, un martes más, ahí os dejo otro origen y significado. Esta vez de: cargar con un muerto.

Cargar con un muerto, cargar con el muerto o cargarle el muerto a alguien tiene su origen en la edad media. Cuando alguien moría asesinado y no se sabía la identidad del autor, el pueblo o ciudad donde se encontraba el muerto debía pagar una multa. Por esa causa, cuando en un pueblo aparecía un muerto, los vecinos de esa localidad se apresuraban en llevarlo a otra vecina para evitar el pago de la multa y cargársela a los vecinos.

La frase ahora se utiliza para decir que alguien carga con las culpas de otro: "le cargaron el muerto".

Hala, vosotros sed buenos y no le carguéis el muerto a nadie que cada uno tiene que apandar con sus culpas. ;)